lunes, 15 de diciembre de 2008

El Regreso


Volver es una anomlía utópica de nuestro subconsciente, es la interpretación de nuestros origénes, y de como hemos sido adaptados a ello, abnegados, ilusos, y sobre todo con antemanera de lo limitamos a ser, pues somos seres moldeados bajo nuestra consciencia, sujetos al cambio, a la subconsciencia del ente, y a lo profundo del pensamiento más abstracto que pueda existir. Volver y regresar, que homónimamente, sugieren al acto de retomar eso que hemos formado como historia, que le coloquemos el verddero significado de reconocer que bajo cualquier circunstancias, la posibilidad de nación, historia y pueblo, han sido solicitudes de nuestras propias necesidades humanas, pero estamos aquí, y sobre esto estamos colocando nuestras emociones, y nuestros propositos, sobre esta acción llamada Regresar, y retroceder, al estado más integro de la emoción humana transmitida a través de los actos emotivos que nos hacen sentir bien. Yo regreso, y vuelvo a este ejercicio abandonado, de la autocrítica del ser, y de aquellos no ser, que al final de cuentas terminas necesitando.

Vuelvo gentes, gentas, y todo especímen abstracto que necesitaba a Arturo, Nuevo blog, nueva buena vida, y nuevas cosas en la sesión.