jueves, 16 de julio de 2009

El Cartel de la Próxima Temporada de Mi Vida

Me molesta pensar que en los espacios vacios
aún halla eso llamado soledad
Me alegra pensar que en esos espacios llenos
aún halla eso llamado yo

One Dream

Me siento en el asiento principal, y estoy escuchando una pequeña gran noticia, soy yo elegido para la siguiente temporada de mi vida, me sentía asombrado, pero otra vez esa sombra se estaba apoderando de cada espacio de emoción que alumbraba aquel bello momento. Viejo, no creo serlo... Me pongo a practicar con mi guitarra, y a tratar de ser pracavido con mis tonos en mi batería imaginaria, luegoencuentro revistas de esas para nosotros los hombres, y veo una frase de uno de mis hombres muertos, un james muerto que tan joven como uno termina diciendo que siempre uno debe soñar como si fuese a vivir siempre, y vivir como si fuese a morir mañana.

this is our last embrace

Pues mal mal no ando, me siento tan bien por tantas cosas buenas que he hecho en tan corta edad, bien bien tampoco, no puedo aún contenerme la tristeza de aún tomar el interior de un auto que apenas funcionará como el escape para mis penas, pero creo que solo en esos espacios mecánizados es cuando topo con la paz y la deslumbrez de una soledad acojedora y de compañia, que me hace sentir tan bien como mal... La sensación que uno siente en esos momentos es de encender un cigarrillo y meditar, nada mas bueno para el cuerpo, que encontrarse en un estado natural de bestialidad e instinto básico, una bestia que se destapa yse encuentra allí apasiva. Yo como un oso dormido, y simplemente pensando, que tiempo ha llegado a tener que no me sentía así... Y los primeros momentos que llegan a mi cabeza son la gente que te abandona, la gente que te deja, la gente que llega, y la gente que se quedó esperando en algún lugar desconocido. No creo haber cambiado en ningún momento mi escencia, pero que terrible ha sido mi transformación en la ira de tomar mejor las desciciones. Faltaba un whisky mi bebida favorita, o un ron preparado otro de esos tragos que me gustan bastante. Faltaba un disco enterito de Jeff Buckley, uno de Ryan Adams, uno de Natalie Merchant, y por qué no.... uno de La Buena Vida que a mi parecer terminan siempre quitandome de los ojos los dos litros de lágrimas que son malos para el corazón.


Faltaban amigos, pero creo que ya nis los necesito por tanta cosa que hecho por mi propia cuenta, tantas caminatas a solas, mientras aprendía a consumir los miedos de hablar conmigo mismo, mientras aprendia a saber esos extraños lados que compartían mi vida. Descubrí tantas cosas en estos lugares, que a veces y mas bien nunca, obtaré por un odio ni tampoco por un desprecio, no soy un ser humano malvado, ni rencoroso ni nada, he trasmutado en un simple Arturo que ama a dios, a su música, a sus diseños, a sus perros, y a su trabajo que nunca dejará de ser un buen esposo, amante, amigo ni mucho menos consejero. Baje del cielo y las estrellas con la debilidad de ser debil ante ellas. Un gran amigo me decía que justamente esas cosas harán de mí el ser más envidiado y maldecido del mundo. Pero me preparo para la siguiente temporada de mi vida, de mis cosas. Los cigarrillos no me sirven para mucho, y no tengo miedo, como dijese esa hermosa canción de Astrud, algún día me valorarán por lo que tengo en la cabeza, tanto tiempo que he esperado para poder dejar todo, para encontrar el amor de mi vida, quiero un hombre/mujer sensible y que me comprenda, que me proteja quiero un hombre/mujer que me quiera mucho....(8), No tengo miedo al fuego eterno, tampoco a sus cuentos amargos, creo que he conocido a un dios tan hermosamente perfecto, que a veces no me quejo de encontrarme como un gran hombre de fe.

16 de Febrero - Chetes & Cafe Tacuba

Hoy es un día importante, puede ser quizá el mas importante, me corto el pelo, y me corto emociones, he sobrevivido a una adicción, he sobrevivido a un accidente, he sobrevivido a hacerle la vida mal a alguién, he sobrevivido a vivir con 16 personas, he sobrevivido a sentirme solo en un mundo tan lleno, he sobrevivo a él, y a ella...

En fin, el ultimo sorbo termina siendo el mejor