jueves, 10 de noviembre de 2011

Momentos Mentales

Ha pasado casi una semana, y me desvanesco, ¿acaso no puedo llevar una relación en paz?

Hoy me he parado con pocas ganas de ir a la escuela, hasta que ha sonado el móvil y me han llamado, que necesitan mi presencia para que el mundo gire, si no, las cosas no van simplemente. La convivencia con las personas ha mejorado mucho, pero aún sigo siendo un fetichista de hacer las cosas sin pedirle la sugerencia a alguién, qué poco profesional...

Estamos realizando un manual de identidad y todo marcha bien, pero mis tareas mentales aún persisten, creo (por que al final, sí creo), que algo se está cuajando, se está concentrado en alguna parte del universo y pronto derramará ciertos placeres sobre mi vida. Algo que sí no he aprendido es como aprender a decirle la gente las cosas, por que a estas alturas del juego quisiera treparme a besos de la persona que me roba muchos minutos de mi paralela vida.