miércoles, 25 de septiembre de 2013

Hay un falaz sentimiento

Goodbye to Broken - Ian Brown

Ha arribado el Otoño con todo y rebajas, con un montón de regalos pero a su vez con una pequeña hojeada de lo que han sido años atrás, casi cual evento de olimpiada, el otoño para su servidor comprende una etapa bonita e importante, que transpira hechos importantes, y que los dota de una fuerza redentora, ya que toda su generis de un amor inválido termina siendo custodiada por estos meses. La inexperiencia se ha colado por mi ventana y ha atravesado con peculiar gatillo por esos días donde solía mira con aire incierto aquel horizonte que se veía por la ventana, en la calle 180 de la colonia Palchán.

No todo se interpreta de una mala manera, recordar es muy bonito cuando lo haces como un ejercicio que genera ventilación en la mente. Recuerdo muy bien cada sábado casi dando las 7 de la noche donde miraba aquel mercado del cual ahora solo quedan cenizas, la impaciente presencia de un príncipe con nariz judía que interpretaría deseos de una noche adolescente, plagada de canciones de Miguel Bosé, Bjork y Chris Isaak, no había cerveza pero sí mucho mundo que interpretar, había dentro de todo eso, la pequeña esperanza de que todo estaba bien. ¡hace tanto tiempo que dejé de quererte!,  y así con ese 2006, pareciera que mucho se iba con un primer amor.

Los límites con personas me hacía reverenciar ideas de que ese no era mi sitio ni mi lugar, pero que a su vez sí, que debía de experimentar todo aquel cíclico instante para poder abrazar al futuro, es una especie de conciliación con aquellos detalles.

Pero solo pasan unos años, y el panorama es distinto, suena un sintetizador y la gente comienza a correr rápido aquella tarde en el Hipódromo Hermanos Rodriguez, conde New Order con un itinerante sonido acompleja esa atmósfera que sería inolvidable, yo mi cámara, y un gayo que para variar era obsequiado con un poco de pudor por mi amiga,  me hacen la compañía, la noche y aquellos días. Escuchar clásicos de Joy Division, mientras recorres después de un largo fin de semana, otra aventura mas. Misma que reptiria un año anterior con Karen y Lucio, con Roberto Carlos y su entonces novio Oscar, de la vez que ví a Jorge Rodrigo tan pequeño como espíritu de querer dar algo por los demás. (qué malo soy).

Modo Random;

Otro momento mas cuando logré trabajar para el gobierno de Misantla, empapado entre el trabajo, y las confesiones laborales que terminé haciéndole a Niko, ¿en que momento hice esas barbaridades?. Fumar weed en el Municipio?, crear un ambient en donde nadie me cargaba mas que mi ego y mi tarjeta de presentación de ser un (sin ordenador), ya ni un .... sin hogar.

La situación para este 2013 pinta de una mejor manera, un classy para todo momento, pero por ahora sólo paso momentos en el cuarto, he pensado imprimir un calendario para agendar cosas, que la vida se me va, y se me vuela.

Deseo.

En este momento desearía estar en la plaza con los amigos, con Richard, Rods, Ismael, Pancho, Emanuel, con mucho pasto, una camioneta y un disco que retumbe Blue Monday hasta que el mundo desaparezca.