sábado, 7 de agosto de 2010

No Anochece

Ya necesito verte, encontrarme contigo, platicar por un largo rato, y después vernos en algún sitio. Quiero ya cocinarte, y ver contigo el cielo naranja, tan pálido como mágico. No soy cursi, simplemente que rentaste mi corazón, y al parecer te has quedado con él. He hecho lo mismo contigo, y creo que no te lo devolveré. Vayamos pues a caminar un rato con el auto, y regresamos en la noche a seguir bailando, amando y cocinando.