jueves, 25 de marzo de 2010

Politecnicous


En estos días he estado mucho en el futuro, creo que como jamás lo había hecho, muchas veces me he sentido confundido respecto a lo que está sucediendo a mi alrededor, reflexiono sobre un montón de cosas, que suceden, que no suceden, o que simplemente quieren suceder. He llegado al punto de envenenarme con las cosas que la gente grande se envenena, mi pureza y mi timidez ahora reflejadas en pura mierda, me están queriendo contaminar, mi rostro envejece, las nubes pasan mas rápidas, algunas con aire muy frio, del que tanto odio por no poderme duchar. Mi vida ahora mismo es un montón de cosas que no he querido desearle a nadie, pienso, y con esta boca tan sucia quisiera vomitar lo malo, y ahuyentar a todo aquel ser vivo que exista para que venga lo bueno. Han pasado cosas muy extrañas desde que me salí de la Universidad, he conocido gente, hecho cosas, besado a tantas, confesado mis penas y pecados a algunos otros. Me he enamorado y desilusionado, estoy como un pequeño meñique dentro de un gran pajar, moviéndome sin ningún lado, pero muy interiormente mejorando cosas que debía mejorar, no he perdido tiempo, creo que he conocido a gente que me ha hecho sentirme mas presente en la tierra, he engorado y quizá eso sea algo malo, pero no sé la verdad. Las situaciones perfectas a veces son tan inalcanzables. Tengo mucho miedo de apostarle al destino esas coas que tanto deseo, quisiera que esta misma energía me acompañara, en los momentos fuera de tiempo, en esos en donde nada puede consolarme, y aun así estoy cayendo.

Todo se acabo, y si me suicido?, pero si nada está perdido, una simplemente decisión de emprender otra vez el viaje a una ciudad oscura, me mata de locura, me mata de pena y de desilusión, mi personalidad no es la sonrisa más grande del mundo, pero a veces sobre exploto los recursos mas mínimos para poder hacer algo que me haga valer dentro de algo. Que mierda de filosofía, si fuera otro ya me hubiese dado un tiro, mi vida ideal se conforma de un montón de cicatrices, muchas veces quisiera llorar y reír por que al fin de cuentas, estoy como que en un sobre accidente de ideales poco buenos, soy el propio occidente deseado en oriente, y así sigue todo esto, traigo conmigo mismo responsabilidades ya de adultos, no envejecer, conseguirme un amante, algo que me de alimento para las cosas que me hacen feliz, que pesado y que porquería de crap es estar en la situación más enajeno de todas. Ahora que estoy aquí estoy en un conflicto muy extraño, prefiero oir la mejor de la música feliz, que estar escuchando tonterías que me hagan simplemente callar meditadamente con canciones tristes. Mi vida a veces siento q ue vale una mierda, he hecho tantas cosas, pero solo por no permanecer a algo me hace sentir un vil vago extrañando volver a un planeta al que siempre perteneció. A veces pienso que sería asombroso que en el 2012 el mundo terminara, o que en mi renaciera una nueva luz para transformar todas estas cosas que siento en algo mejor, en algo que florezca todas las buenas emociones que en algún momento están siendo encontradas. Esos horribles días de lluvia, los odio como si fuera un momento tan malo, odio viajar para alejarme de lo mío, pero a veces me molesta tanto lo mío, que no sé que sucede con todo esto. Es tan extraño pero así son las cosas de ahora, las cosas que suele haber en el ahora moderno. Deberia uno estar agradecido de estos días de lluvia, pero mi mente es algo estúpida, que no comprende mensajes de otro momento.

Pero también hay que hablar de momentos felices, de esos que te hacen ver que la situación de todos està jodida, y que hay mejores a la que puedes aspirar, un aire extranjero sumerge la infinita duda de todo esto, muchas noches, muchos días. Estoy cansado de estar con un solo mentón, esperando a que todo no me haga infeliz.

Estar con los demás me pone bien, pero a veces no paro de penar con la idea de envolverme en mi mundo, y en todas las cosas mìas. Estoy tan sobrio y briago en esta carretera. Necesito dinero, mucho dinero, y casi me prostituiría por èl. Soy un àvaro en busca de la fortuna inmediata, que en algún momento profeso como el cáncer del mundo. Estoy viviendo días de comer encima de una carretera larga, con “carnivals”, y poca gente, de tomar poco alcohol mientras sedusco a gente encima de un hotel, de tomarme fotos sintiendo que nada pasa y nada nunca pasarà. De saber que quizá nadie esté de mi lado, más que yo mismo, y que debo lamerle los huevos a tanta gente para poder avanzar. Es tan difícil que al final de cuentas esté oyendo mi música country con un montón de indiferentes momentos que me hacen nada feliz. Esto es tan sencillo como complicado, es un momento de profunda tristesa que no logro consiliar con la idea de sentirme mejor. Quiero armar un mundo perfecto para mí y para mí, pero necesito ser un gran político para ver que éstas cosas se deben mover como el mejor de los escoltas. Es tan difícil, y es tan sencillo, que muchas veces no tengo fuerzas para seguir.

Estoy llorando un poco, me siento destrozado, inundado de alcohol, de cosas feas, de desasters, de y de una inmunda soledad que me mata, me quiero matar aun màs de lo muerto que ya estoy, sonrio por el compromiso que tengo con gente que pienso que me quiere, ya no sè si me valga un poquito todo esto. Mi bipolaridad me tomarà por sorpresa en unos momentos, quisiera tener un arma para volarle el seso al miedo y al trauma que aqueja los corazones de las menos sinceras y modestas personas que existen en la tierra.

Hay un poquito de esperanza en todo esto, estoy creo yo, seguro que el momento apropiado para ver todas estas cosas, será el momento para un nuevo amanecer, me llegarà el mìo?, a esta alma solitaria que duda sobre si habrá también algo para èl?, a veces tras todo esto pienso que sí, que si habrá, sobre todo pronóstico, pero no sé que esperar. A mi nadie me asegura nadie, mas que dios, y mis manos, las miro muchas veces, son como una conexión con dios y con todas esas cosas que me pueden llegar a elevarme al sol y a las estrellas. Quiero sonreir con un esposo, y un hijo, con un trabajo que me haga usar un auto modesto hasta el estudio, un medio para ayudar a gente como yo, pero de verdad, sin importar el caso màs si la cantidad, no quiero ayudar a todo el mundo por que perderìa credibilidad. Quiero esas cosas en un nuevo amanecer que no ocurrirìa ahorita, pero que si ocurriìa en algún otro momento del futuro. Quiero andar en mi camioneta, con un disco de música country feliz, quiero ser feliz pequeño usuario que me lee, eso es difícil?, es ambicioso?, es malo?. Quiero ser feliz con las cosas que me hacen feliz, y las que me han sonreir, con eso es suficiente para poder comprometerme a que hasta en esos espacios donde no se recuerde nada, halla esa fuerza y esa flama que me haga seguir para adelante.

Oigo Hello Trouble y pienso que debo decirle hola a los problemas, y apretar mi corazón para solucionarlos, tengo 19 y una vida por delante, no debería de ser tan complicado como para estar puesto sobre esta mesa.y escribir que vivo la situación màs inconformable del mundo. Tengo dientes bonitos, nariz hermosa, manos, y un pelo que me hace sentir muy propio en todo esto, nunca abandonarè a la música que me ha hecho sentir tan bien en todos los momentos y ratos que uno pueda llegar a tener. Estoy aquí sentando escribiendo lo que mejor refleja esta situación, estoy mal acomodado intentando sofocar estos malos ratos, sin corregir errores ni nada, todo como esta y como lo siento. Quiero un novio, quiero dinero y quiero un poco de menos grasa para mi cara, mientras escucho My Baby’s gone, estoy seguro que conseguiré que todo este flote logre salir de tan pesada y rígida situación.

1 comentario:

enrique dijo...

lo bueno es que hay alguien que se siente tan mal como yo, y que hasta quiere las mismas cosas, que se da cuenta que tiene por delante miles de problemas que resolver y que la mayoría son heredados, por que a ti?, por que a mi?, por que estamos solos?

lo malo es que somos dos, tal vez más, pero igualmente solos.