miércoles, 2 de septiembre de 2009

Come to the water!

Estoy en un escritorio escribiendo cosas, no llegó mi maestro de diseño estructural y escucho aires así bien lokos, de lo que es estar con un poquito de libertad, escucho Tenth avenue north, ya veces lo que más te da de leches, es lo que más te hace sentir mejor.

Vengo de una clase aburridísima, y reencociliarme con los momentos, más acentuados de un día cualquiera, y aquí andamos nenes.